English Deutsch 中文 Haga Su Pedido Escribanos

Chick Publications
P.O. Box 3500
Ontario, CA 91761

(909) 987-0771 Ph.
8 am - 5 pm PST
(909) 941-8128 Fax
es@chick.com

Páginas en inglés

Battle Cry
"¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?"
Gálatas 4:16

¿Puede ser un Cristiano Masón?

Fecha de Publicación: Septiembre/Octubre 1998

Hace muchos años, este autor (no William Schnoebelen) fue testigo de una combinación extraña en un funeral de un pariente. Este tío había sido masón por años, pero luego en su vida él comenzó asistir a una Iglesia Bautista pequeña.

En su funeral, el pastor Bautista dio la primera porción del servicio. Su mensaje fue lleno de la esperanza que tenemos en Cristo y él compartió con la familia las demandas de la Palabra de Dios y la animó con la promesa de vida eterna.

Cuando él concluyó, los líderes de la Logia del tío dieron el resto del servicio. El líder se acercó al podio, con otros miembros, y todos estuvieron vestidos en delantales blancos. Mientras él comenzó farfullando algo como una recitación, inmediatamente fue obvio que él estaba borracho. El resplandor del Hijo de Dios que brilló durante el mensaje del pastor fue rápidamente reemplazado por un humor depresivo de ritual sin vida.

Así como con cualquier ejercicio litúrgico, la familia fue dejada sin ninguna ayuda espiritual por la pérdida de tiempo. Pero que tan inmenso el contraste de vida y muerte: La esperanza eterna del evangelio comparado con las divagaciones de los muertos espiritualmente. Para aun el observador casual, fue claro que las dos religiones estaban incompatibles.

¿Es la masonería una religión? Ex-masón, William Schnoebelen, autor de La Masonería: Más Allá de la Luz, cita dos masones de niveles altos, Albert Pike y Albert Mackey. Pike dice, "Cada Logia es un templo de religión, y sus enseñanzas son instrucciones de religión." Mackey elimina toda duda para el creyente de la Biblia: "la religión de la Masonería Libre no es el cristianismo".

En el caso de mi tío, Masonería no fue una ayuda para la familia en caso de muerte. Y en vida, la práctica de Masonería solo empeora el testificar del cristiano. Aun después de que empezó a asistir a la Iglesia Bautista, yo no vi ningún testigo fructuoso.

Recuerdo dos otros amigos. Uno fue un "pilar" en una Iglesia Bautista de la Convención. Su anillo masónico y Biblia masónica siempre estaban obviamente mostrados. Cuando una conversación empezó a ser espiritual, él rápidamente cambiaba el tema.

El otro es un vendedor que llamó a mi trabajo. Un día él visitó mi trabajo gozoso y brillante con una nueva fe en Cristo. En otra visita, él me contó cómo se había juntado con los Masones. Yo miré su celo por Cristo disminuyendo durante los meses que siguieron y su entusiasmo por Masonería aumentó.

El Cristiano que es parte de la Masonería tiene que preguntarse algo: "¿Puedo obedecer la gran comisión cuando estoy en una reunión en el templo? ¿Qué me pasaría si comienzo a testificar a otros Masones?"

La realidad es esta: Masonería es una sustitución falsa de compañerismo cristiano genuino. Hombres, con hambre de ser parte de algo más que sí mismos, muchas veces no lo encuentran en la iglesia. Satanás tiene varias sustituciones sutiles para los que no son vigilantes para evitar sus decepciones.