English Deutsch 中文 Haga Su Pedido Escribanos

Chick Publications
P.O. Box 3500
Ontario, CA 91761

(909) 987-0771 Ph.
8 am - 5 pm PST
(909) 941-8128 Fax
es@chick.com

Páginas en inglés

Battle Cry
"¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?"
Gálatas 4:16

¿Por qué no testifican más personas?

Fecha de Publicación: Mayo/Junio 2005

Autor Mark Cahill dice que "las dos razones más comunes porqué las personas no comparten su fe es el temor al rechazo y la falta de conocimiento." En su habla y sus libros, él ha dedicado su vida para ayudar a creyentes sinceros para que arreglen estos problemas.

En su libro, Lo Unico Que No Podrás Hacer En El Cielo, Cahill da cuentos personales de sus experiencias con el testificar para demonstrar métodos que evitan al rechazo. No todos aceptan su mensaje pero su método distingue los que tienen interés y sin ofender a los otros.

Él dice que un factor esencial es mostrar a la gente que ciertamente le importa. Cahill ilustra su punto: "¿Cómo ves a tus compañeros de trabajo? ¿Cómo ves a las personas que pasan por tu lado cada día? Debemos verlos con el valor con que Dios los mira. Entonces no habría nada que no estuviéramos dispuestos a hacer para que lleguen al conocimiento de la salvación que hay sólo en el Señor Jesucristo."

Cuando su corazón realmente está lleno de amor por el pecador, su conducta inmediatamente mostrará su sinceridad. "Cuando eres amable y sonríes, las personas normalmente responden de la misma manera. Así qué, cuanto más amable seas, más posibilidad tienes de que acepten el tratado o de que comiencen a conversar contigo," dice Cahill.

Cahill entrega tratados a las personas cuando una conversación personal es imposible. Cuando él camina en las terminales o en el centro comercial, él pregunta con una sonrisa, "¿Ha recibido uno de estos?" En la entrada de un partido él dice a las personas, "Disfrute el partido," y les entrega un tratado. La mayoría si los toman. Después que el partido comienza, él entra al estacionamiento y coloca tratados en los automóviles.

Otro uso de los tratados es darlos como un regalo después de una conversación. "Un tratado tiene mucho más importancia cuando lo recibes de alguien que le importas de tal manera que él tomaría el tiempo de hablarte de tu eternidad," cree Cahill. De hecho, personas que hace un año recibieron tratados de él, a veces se lo han acercado diciendo que todavía recuerdan donde están los tratados. Obviamente ellos los han leído más de una vez.

Una vez una señora se acercó a él y preguntó, "¿Que tienes para mi hoy?" Ella sabía exactamente cuales tratados había recibido de él. Cahill dice, "¡Comenzó con tratados y terminó con unas conversaciones y unos tratados más!"

Lo Unico Que No Podrás Hacer En El Cieloes una gran exhortación y valiosa guía para todos que quieren ampliar su obediencia a la gran comisión. Es difícil terminar de leerlo y todavía temer al rechazo y afirmar la ignorancia de cómo testificar.

Cahill recibe correo de personas de 11 a 80 años de edad que han leído el libro y encontraron confianza para compartir su fe. Un pastor escribió a Cahill y dijo que había leído el libro en una sola sesión y terminó arrodillándose y llorando con arrepentimiento por su falta de interés por los perdidos.

Con más de 300,000 copias impresas, Lo Unico Que No Podrás Hacer En El Cielo está animando a ganadores de almas en muchos lugares. Un ministerio las prisiones dijo que este libro está mencionado por los reclusos más que ningún otro libro con excepción de la Biblia. Un recluso escribió a Cahill y contó que su temor de testificar despareció después de leer el libro. Él había compartido su fe con 6 otros reclusos y "¡con muchos más en el futuro!"

Cahill dice, "Muchas personas me han dicho que querían compartir su fe de palabra y con los tratados, y que después de leer el libro ya pueden hacer los dos."