English Deutsch 中文 Haga Su Pedido Escribanos

Chick Publications
P.O. Box 3500
Ontario, CA 91761

(909) 987-0771 Ph.
8 am - 5 pm PST
(909) 941-8128 Fax
es@chick.com

Páginas en inglés

 

Battle Cry
"¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad?"
Gálatas 4:16

Evolución: Fe – No Ciencia

Fecha de Publicación: Marzo/Abril 2009

Por Thomas Heinze

Por su complejidad, muchas cosas parecen ser diseñadas y creadas:
automóviles, refrigeradores, la Tierra y las creaturas vivientes dentro de
ella. Los ateos y evolucionistas reconocen la evidencia: las cosas vivientes
aparecen ser diseñadas. Pero no creen que fueron.

El ateo famoso, Richard Dawkins, escribió: “Biología es el estudio de cosas
complicadas que dan la apariencia de que fueron diseñadas para un
propósito.” (Richard Dawkings, The Blind Watchmaker, 1996, p. 1)

Aun habiendo reconocido la evidencia de las cosas vivientes que parecen ser diseñadas, todavía él es ateo. Él afirma que por la “selección natural” las cosas solo parecen ser diseñadas.

La mayoría de nosotros rechazamos eso y decimos que ¡parecen ser diseñadas porque si fueron diseñadas!

Muchos evolucionistas prefieren una explicación diferente para las cosas alrededor de nosotros. Si un mira al principio de todo, los libros que utilizan en la escuela enseñan que en el inicio, “nada” explotó y creó el universo.

Entonces, en la tierra, átomos se chocaron sin querer e hicieron las primeras cosas vivientes, probablemente bacteria. Y después estas cosas evolucionaron mientras que la selección natural escogía el mejor y eliminaba lo demás.

Como una generalización, tal vez suene bien, pero ¡inténtese aplicarlo! Solo cosas vivientes se reproducen, y solo reproducen según su género.
Humanos reproducen humanos, y bacteria reproduce bacteria. La ciencia y la Biblia están de acuerdo: las cosas vivientes se reproducen según su género (o, según su naturaleza).

Evolución, en lo contrario, enseña que las cosas vivientes comenzaron como algo pequeño como bacteria (las cuales se llaman “primitivas”), y por
mutaciones al azar, se reproducían en géneros más altos y más complejos. ¡En este punto, el evolucionista ha abandonado la evidencia científica por un gran paso de fe!

Él cree que gradualmente la bacteria (tras de millones de años) se reprodujo como pez. Después de millones de años, el pez se reprodujo como mamíferos primitivos. Entonces, usted y yo evolucionamos de ellos.

Las Pruebas de Evolución se EsfumanLos evolucionistas basan esta creencia solamente en fe. Esta creencia es contraria al principio científico de entropía; el cual que dice (y mucho más) cambios al azar en un sistema organizado reducen su organización. ¿Cual es cierto? ¡Pruébelo usted mismo con un experimento!

¡Tome un mazo, cierre sus ojos y pegue a un sistema funcional! Si pega a un televisor, un puerco en el matadero, o bacterias, los cambios al azar hechos por el impacto reducirán la capacidad de funcionar del sistema.

Experimentos así prueban la regla: ¡cambios al azar en un sistema organizado reducen su capacidad de funcionar! Una palabra científica para esta regla es “entropía.” Mutaciones y otros cambios al azar no aumentan organización, la reducen.

Aquí es donde los evolucionistas abandonan la ciencia por fe. Ellos creen, a pesar de toda la evidencia científica, que daño al azar causado por mutaciones hizo que bacteria se evolucionara en pez, y pez en gente. Ellos propagan una idea contraria al principio científico de entropía y a la evidencia.

Después de examinar la evidencia que prueba este principio, ¡ellos todavía
deciden creer lo opuesto! ¡Debía darles vergüenza!

Mas pruebas de que la evolución depende de fe, y no de evidencia científica, pueden ser encontradas en Las Pruebas de Evolución se Esfuman y Cómo Principió la Vida por Thomas Heinze (disponibles de Chick Publications).