English Deutsch 中文 Haga Su Pedido Escribanos

Chick Publications
P.O. Box 3500
Ontario, CA 91761

(909) 987-0771 Ph.
8 am - 5 pm PST
(909) 941-8128 Fax
es@chick.com

Páginas en inglés

 

Battle Cry
¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, porque os digo la verdad? Gálatas 4:16

No Se Preocupe Del Infierno
Los Testigos de Jehová – ¿Que Creen?

Fecha de Publicación: Mayo/Junio 1985

Ellos ofrecen una mezcla astuta de versículos de las Escrituras y doctrinas que son “casi” Cristianas. Su método, conforme a lo de los Mormones, es enfocar en las partes de su doctrina que no causan controversia. Pero luego viene lo de más.

Pero son una “organización” de esclavos, trabajando desesperadamente para “obtener” vida eterna. Ellos buscan la salvación, no por gracia, sino por volverse “Publicadores del Reino.”

Ellos no tienen una relación personal con Cristo (quien ellos dicen que no es Dios), pero en vez de eso ellos practican un sistema religioso de leyes y obras.

Ellos dedican la mayoría de su atención a la profecía, y “la vindicación de la soberanía de Dios.” Ellos creen:

Jehová Dios existió desde el principio. Sus primeras creaciones fueron dos ángeles, Miguel (que luego se hará Jesús) y Lucifer. Jehová Dios creó todo lo de mas por medio de su primogénito, Jesús (Miguel).

Jehová designó a Lucifer cuidar el mundo, pero el ángel fue celoso de Jehová. Él sedujo a Adán y Eva, y se hizo Satanás. ¡Él se atrevió a desafiar el derecho de gobernar de Jehová! Jehová le dio a Satanás 6,000 años para tratar de ganarse toda la humanidad. Cuando él falle, Jehová Dios restablecerá su reino y destruirá a Satanás y sus seguidores rebeldes, así vindicando el nombre de Jehová (una obsesión de los Testigos).

Después de miles de años de esta lucha, Jehová Dios ordenó que Miguel cesara de existir y que sea creado de nuevo como Jesús, un humano. El fue matado como rescate sobre un madero de tortura (no en una cruz) por toda la humanidad. Esto liberó los hombres de la herencia pecaminosa de Adán, y les dio la oportunidad de ser digno de la vida eterna, si fuesen Testigos fieles.

Cuando el humano Jesús murió, se quedó muerto. Él fue creado de nuevo como espíritu (sin resurrección corporal) y vive en el cielo.

Jesucristo (ahora Miguel) volvió al mundo invisible en el año 1914 (la fecha ha sido cambiada repetidamente) y está trabajando por medio de su “Organización” para restablecer el reino de Jehová sobre todo el mundo.

La última batalla de Jehová y Satanás, la Batalla de Armagedón, va a comenzar pronto, resolviendo la pregunta, “¿Quien gobernará la tierra?” Un grupo muy especial de 144,000 Testigos (los únicos que son considerados “nacidos de nuevo”), gobernarán con Jesús en el cielo al fin de esta batalla. Todos los otros Testigos (muchos millones) sobrevivirán el Armagedón, y vivirán para siempre en la tierra, en el reino del “Mundo Nuevo.”

Después de mil años de este Reino utópico vendrá la última prueba. Satanás estará suelto por un tiempo para engañar a muchos. Él y los que se rebelan con él serán destruidos con fuego del cielo (no un infierno eterno, solo una aniquilación rápida). La soberanía de Jehová sobre toda la creación será vindicada de una vez por todas.

Muchos Cristianos no se ponen de acuerdo sobre el orden de los últimos eventos, pero si uno se equivoca sobre la obra de Cristo, no es verdaderamente un Cristiano. Los Testigos de Jehová tienen la marca de una secta falsa: ellos afirman que la muerte de Cristo en la cruz no es suficiente para la salvación. Uno tiene que creer que Jesús es Dios, y en Su resurrección corporal. Las dos son negadas por los Testigos de Jehová.

Los Testigos de Jehová niegan la mayoría de las doctrinas básicas del Cristianismo. Personas que eran Testigos antiguamente explican unas negaciones básicas:

Ellos afirman:

1. Jesucristo no es Dios. En vez, es Miguel el arcángel.
2. El Espíritu Santo no es una persona, sino es una “fuerza activa.” Los Testigos de Jehová son Unitarios, negando la Trinidad.
3. Cuando usted muere, está muerto. El hombre no tiene alma eterna, igual que los animales.
4. Jesucristo no resucitó corporalmente de la tumba, sino fue creado de nuevo como un “cuerpo espiritual” nuevo.
5. Jesucristo volvió invisible en el año 1914. No hay “vuelta visible” en el futuro.
6. No hay un infierno. Igual que los animales, cuando morimos, es el fin.
7. Solo 144,000 personas pueden alcanzar el cielo. Los demás, Testigos fieles que han muerto, serán recreados en la tierra durante el reino del “Nuevo Mundo.”

Enfocando su atención sobre el Antiguo Testamento, su sistema es una legalista. Ellos prohíben las transfusiones de sangre (ellos dicen que esto es comer la sangre). Ellos consideran rendir homenaje a banderas como alabanza, y por eso, es prohibido hacerlo. Ellos no votan, ni toman posiciones del gobierno, ni sirven en el ejército

Su tiempo esta consumido con la preparación del “Nuevo Mundo,” y no saben nada de la “Nueva Vida” en Jesucristo.